Inicio > Bases de datos > Imágenes de la semana > Detalles


Imagen de la semana Jan. 28, 2011

© Proyecto Turismo, Ciencia y Salud. Cedido para su digitalización por la Biblioteca Municipal de La Orotava

El Teide desde Icod, 1887

Fuente bibliográfica: "Tenerife and its six satellites or The Canary Islands past and present. Volume I." (Stone, Olivia M., 1887)

    Desde Icod el Teide se ve mejor, más abrupto y gigantesco que desde el valle de La Orotava. Esta imagen, que se publicó por primera vez en 1887, es un dibujo calcado de una fotografía que la viajera inglesa Olivia Stone tomó el 11 de septiembre de 1883. Todavía no había carretera que uniera el pueblo a los de sus alrededores y para llegar a él había que recorrer un viejo camino que en muchos tramos se convertía en una vereda enrevesada, estrecha y escarpada. Los turistas que no se conformaban en Tenerife con limitarse a hacer la visita habitual, que consistía en partir de Santa Cruz hacia La Orotava y desde allí subir al Pico, sino que se aventuraban a seguir camino hacia Icod y Garachico, encontraban extraordinaria esa visión del Teide. Seguramente por eso nos han quedado de aquellos años numerosas fotografías del volcán tomadas concretamente desde Icod.

    El célebre drago, que se aprecia perfectamente en esta imagen, era ya por entonces el principal reclamo para esos visitantes, pues no había en las islas un ejemplar comparable. Muchos de ellos se llevaban como souvenir un trocito de su corteza y algunas veces era el propio dueño de la huerta donde crecía quien les ofrecía las reliquias, mientras dejaba atónitos a quienes le oían asegurar que el drago debía tener unos 3000 años, porque la iglesia del pueblo se había construido hacía 2000 y ya entonces habían tenido que cortar sus raíces para poder hacer los cimientos.

Texto: Masu Rodríguez