Inicio > Bases de datos > Imágenes de la semana > Detalles


Imagen de la semana March 25, 2011

© Proyecto Turismo y Salud. Cedido para su digitalización por el Museo de Historia y Antropología de Tenerife

Santa Cruz, 1884


    Adolphe Coquet, arquitecto francés, viajó dos veces a Tenerife; la primera para erigir el túmulo funerario del palacio de la Marquesa de la Quinta Roja, en La Orotava, y la segunda en 1888, seis años después, para levantar el edificio del Hotel Taoro. Tenía 62 años cuando el 2 de abril de 1882, a las 7 de la mañana, zarpó rumbo a Canarias en el América, un vapor correo que cada 15 días hacía la ruta entre Cádiz y Tenerife.  El de la imagen es uno de los dibujos que incluyó en su libro Une excursion aux Îles Canaries (1884).

    Al acercarse a la isla admira el vertiginoso descenso hasta el mar de las escarpadas crestas de Anaga, las pobres chozas de Igueste y las casitas blancas de San Andrés. Al entrar en la bahía de Santa Cruz divisa dos iglesias, torres de lava negra que dominan la ciudad. Aquí y allá, pequeñas casas terreras, blancas y a menudo con franjas y marcos de piedra  labrada bordeando sus puertas y ventanas. Tras desembarcar, Coquet se adentró por calles de lava mal pavimentadas, "tristes y desiertas" para su gusto, de población inactiva, de campesinos de aspecto miserable, descalzos, tanto hombres como mujeres, ellos con sus capas, ellas con mantones y sombrero. Se preparaba ya para abandonar Santa cruz y comenzar de inmediato sus recorridos por todo Tenerife.

 

Texto: Masu Rodríguez