Inicio > Bases de datos > Imágenes de la semana > Detalles


Imagen de la semana 25 de Noviembre de 2011

© Proyecto Turismo, Ciencia y Salud. Digitalizado para la Fundación Canaria Orotava de Historia de la Ciencia por la Cornell University (NY)

Instalación del telégrafo en Canarias.

Fuente bibliográfica: "With a cable expedition" (Laws Webb, Herbert, 1890)


En el verano de 1883 el Gobierno español decidió establecer comunicación telegráfica entre Canarias y la Península y, a su vez, entre las islas principales del Archipiélago. La tarea le fue encargada a una compañía inglesa -The Argentville Company-, que destinó dos de sus dos barcos -el Dalmatia y el Cosmopolitan- a tal cometido.

En aquellos años emprender los trabajos para instalar un cable eléctrico que recorriera los fondos marinos suponía todavía un esfuerzo de magnitud extraordinaria, pero ya había empresas destinadas a tal efecto, porque las aplicaciones comerciales derivadas del desarrollo en el campo de la Electricidad se consideraron enseguida muy ventajosas y se hallaban, ya en esa época, en pleno despegue. De la necesidad de colocar cables de telégrafos en el fondo marino empezó a incrementarse el interés por los estudios oceanográficos, absolutamente imprescindibles en las labores de instalación del telégrafo submarino, pues eran capaces de sondear, medir y trazar mapas de las profundidades.

Texto: Masu Rodríguez