Inicio > Bases de datos > Imágenes de la semana > Detalles


Imagen de la semana 5 de Octubre de 2015

© Proyecto Humboldt. Cedido para su digitalización por la Biblioteca Municipal de La Orotava

El Archipiélago a mediados del siglo XVIII

Fuente bibliográfica: "Tenerife and its six satellites or The Canary Islands past and present. Volume II." (Stone, Olivia M., 1887)

Si en el mapa no figuraran los nombres de las islas al observador actual le resultaría prácticamente imposible identificar los perímetros representados con los de Lanzarote, La Graciosa y demás islotes del archipiélago Chinijo. En la época en que fue confeccionado los instrumentos y las técnicas para cartografiar localizaciones terrestres estaban muy lejos de alcanzar la precisión actual, tanto en las ubicaciones como en el dibujo de los contornos de las costas. La información que esas cartas, que esos mapas, ofrecían acerca del interior de los territorios era escasa y a menudo se limitaba a concretar la situación aproximada de las localidades más pobladas. A la vez en el trazado del litoral las radas y los cabos más sobresalientes se agrandaban exageradamente.

El mapa data de 1764. Lo trazó George Glas, un comerciante escocés cuyas actividades le mantuvieron durante años en contacto con el archipiélago. Sus esfuerzos para obtener rentabilidad en sus negocios y conseguir derechos de explotación pesquera para el gobierno británico en la costa africana de Berbería lo llevaron a la cárcel. Una vez liberado, emprendió viaje de regreso a Inglaterra con su familia, pero nunca llegó a su destino: cuatro amotinados, decididos a aniquilar al resto de la tripulación para hacerse con los tesoros que llevaba el barco –oro, joyas, especias y orchilla–, asesinaron a Glas y arrojaron por la borda a su mujer y a su hija de 10 años.

Texto: Masu Rodríguez